miércoles, 2 de junio de 2010

Track-Track


Así es, ha llegado el día del primer post que trata una canción escrita en nuestra lengua madre. Aunque se trate de un tema que no quedó en la historia como uno de las mejores creaciones de su autor, fue muy conocido en los años que lo vieron nacer y en algunos posteriores. Dejando de lado el misterio, le ponemos nombre y apellido para ir ubicándonos. Tema: Track-Track. Álbum: Ciudad de pobres corazones. Artista: Fito Páez. Empecemos por el álbum. Ciudad de pobres corazones fue compuesto en Tahití en 1987 y editado ese mismo año. Contiene once canciones de las que quizás solo una, la que lleva el mismo nombre que el disco, es considerada uno de los clásicos en la carrera del rosarino. Pero lo que es cierto es que el mensaje global del trabajo, de cada canción, de cada letra y de cada melodía, describe el sentimiento de Páez tras el terrible golpe sufrido a fines del ’86.
Herbert Vianna, lider de Os Paralamas do Sucesso, había invitado a Fito Páez a tocar con su banda en la gira que realizaban por brasil en 1986. Fue en ese contexto, cuando la mañana del 7 de Noviembre le comunican al cantante rosarino la terrible noticia. Su abuela Zulema Ramírez, de 80 años, y su tía Josefa Páez, de 76, habían sido baleadas y acuchilladas en su casa de Rosario. También resulto muerta la empleada doméstica Fermina Godoy, de 33, quien estaba embarazada. Automáticamente Fito cancela sus shows pactados y vuelve a su ciudad natal.
En medio de la carroña mediática alrededor del caso, en donde hasta se lo vio a Páez como sospechoso autor del hecho, fue su manager quien lo lleva a un viaje en las anteriormente mencionadas islas del pacifico (Tahití), para alejarlo de ese “circo” y que pudiera hacer su duelo.
El asesino fue encontrado un año después, al ser delatado por un travesti que lucía un collar de las abuelas Páez, el cual había llegado a su poder como un regalo del criminal.
Walter Di Giusti era un bajista frustrado que conocía a Fito de la escuela secundaria y se cree que sentía envidia de su éxito. Éste podría ser un posible motivo de su brutal acto. Se supo también que en total, Di Giusti asesinó a cinco mujeres con la ayuda de su hermano. La condena fue acortada en varias oportunidades hasta llegar a un arresto domiciliario, producto de una ceguera consecuente a ser HIV positivo. En 1998 se comprobó que el condenado caminaba impunemente por las calles rosarinas y que su estado de salud era apropiado para cancelar el arresto domiciliario. Volvió tras las rejas y en Junio del mismo año falleció.
Fito tenía apenas ocho meses, cuando perdió a su madre producto de un cáncer de hígado a la edad de 33, y su crianza fue compartida entre su padre, su abuela y su tía, a las cuales el considera sus madres (“el sacrificio de mis madres” relata en Mariposa Tecnicolor). Es por eso que, a criterio personal, este disco no fue compuesto, fue vomitado. Es oscuro, lleno de ira y de impotencia, y a la vez es melancólico, y deja que se filtre un pedido de necesario auxilio.
Track-Track, último tema del disco, resume todo lo antes mencionado. Su letra denota un estado de ansiedad, inseguridad e impotencia, enumera recuerdos e imágenes, describe la ola de medios y su “sospechosidad”, y pide a gritos en su estribillo lo único que ayuda a aliviar el dolor de una pérdida: el amor y la contención de los que siguen estando.
La canción fue versionada por Os Paralamas do Sucesso, con un ritmo un poco mas ágil y menos triste que el oscuro tema de Paez, pero conservando la letra original en cada una de sus líneas. Al pie del post, ambas versiones se encuentran disponibles. Hasta la próxima.


No se pasa el tiempo
Al menos para mí, ya tome pastillas
Y sigo sin dormir
Miro a los costados y nada que amarrar,
Ya no existen lazos
Alguien hizo trac, trac, trac

Todos los perfumes, todo aquel lugar
Todas las miserias y toda la verdad
Cada movimiento del sol en la pared,
Cada mueble viejo, cada anochecer
Eh, eh, eh

Dame tu amor, sólo tu amor
Dame tu amor, sólo tu amor

Pocas garantías hay para los dos
Nada en este mundo tiene algún valor
Todo el vecindario puede proceder
Yo soy sospechoso como vos y él

Vino todo el mundo, la radio y la TV
Vino el comisario, los ángeles también
Todos quieren algo, sangre o no se qué
Y todo el universo sigue intacto como ayer
Dame tu amor, sólo tu amor
Dame tu amor, sólo tu amor.





1 comentario:

Paula dijo...

Gracias por esta info que estaba desordenada en mi cabeza, sin fechas ni discos.
Muy bueno!

Besos! Pau.