viernes, 11 de junio de 2010

Canción Mundialista: Waving Flag


Después de cuatro largos años, la espera terminó para aquellos corazones futboleros que renuevan la esperanza de ver a su selección levantar el preciado trofeo, en la final del campeonato mundial de futbol. El escenario es distinto, los equipos son distintos, la pelota es distinta y en este entorno donde todo se renueva, la canción del mundial no es la excepción.
Si bien la canción oficial de Sudáfrica 2010 es Waka Waka, interpretada por la colombiana nuera de nuestro queridísimo ex-presidente, existe otro tema que llegó al público a través de un comercial y supo ganarse un espacio en la memoria de, como dicen los españoles, la afición.
Waving Flag, es el protagonista de este post y su autor es el rapero Keinan Abdi Warsame (cualquier similitud con Jimi Hendrix es pura coincidencia). Su nombre significa “viajero” y en su versión artística se lo conoce como K’naan. Nació en Somalia en una familia de escasos recursos, donde el hambre y la injusticia social eran cotidianas. En 1991, cuando se desató una guerra civil en ese país, sufrió la perdida de tres amigos, los cuales fueron baleados delante de sus ojos. Por azar del destino, él pudo sobrevivir a ese ataque desatado por un grupo de jóvenes que pasaban por ahí. Fue en ese momento donde su familia pudo emigrar a Estados Unidos y posteriormente a Canadá, donde reside en la actualidad.
K’naan relató en una entrevista, que le tomó años superar lo que le había sucedido, y que pudo hacerlo ya de mayor y con una carrera artística en funcionamiento, en un viaje a Kenia, visitando a sus primos, con los que se crió. “Ellos me decían que lo que yo estaba haciendo era mas importante para ellos que el hecho de estar allí con ellos”, declaró. Los primos y gran parte de la familia de K’naan, así como tantas personas de la región, nunca pudieron salir de sus países natales, ni tampoco cambiar el rumbo de sus vidas condicionadas por factores externos a sus voluntades.
Volviendo al protagonista del post, Waving Flag, podemos decir que es una canción con dos identidades. Una es la que le imprimió la Coca Cola Company, y la otra es la que le nació de los sentimientos de su autor. Ésta ultima explica claramente la problemática social que sufren los pueblos africanos, y a su vez tiene un sentimiento de impotencia y de venganza y de a ratos de esperanza y optimismo. Relata la tortura de la esclavitud, el manoseo de sus derechos y la miseria y desamparo que los rodea día a día.
El ritmo y melodía es alentador, con aires de lucha, pero musicálmente tiene diferencias con su versión comercial.
Coca Cola encontró en Waving Flag, recursos auditivamente pegajosos, y vió la posibilidad de agregarle algunos otros para terminar de redondear la publicidad. Le sumó el, ya por todos coreado, “oh, oh, oh, oh, oh” que no figura en la versión original, le agregó una batucada con espíritu africano, también le cambió la melodía de algunas estrofas y endulzo un poco su letra para que sea políticamente mas correcta y mas acorde al campeonato mundial. Pero seguía sin cerrar. Le faltaba algo. Es entonces donde aparecen los agudos del español David Bisbal para aportar una cara y un idioma conocido para Latinoamérica y España. También existen versiones en Tailandia y hasta una versión en árabe interpretada por Nancy Ajram (la de Tailandia no tiene desperdicio!).
Retomando la ve
rsión con Bisbal, su letra es distinta de la original. Está condimentada con aditivos futboleros. Sin embargo conserva algunas frases, como las del estribillo que sigue teniendo el sentido que en su versión original, aunque se ve atenuado por el resto de la composición.
El pie del post están todas las versiones encontradas con sus letras. Como para ir cerrando, como opinión personal, creo que es una de las mejores canciones de mundiales de los últimos veinte años, y si imaginamos esa cantidad de años atras volvemos a tararear la electrizante melodía que nos marcó a todos los que la vivimos. Estamos hablando del hermoso regalo que nos hicieron Gianna Nannini y Edoardo Bennato, con su tema Un'estate italiana. Difícil de superar. Desde el ’90 y hasta la fecha, no han podido.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta la de Coca, sin duda. Tiene una onda pegajosa que se te queda sonando en la mente. Sin embargo, la original me gusta un poco más, la letra, el ritmo, todo. Está claro que esa nada tiene que ver con el mundial, pero es una canción que vale la pena escuchar.

Pau dijo...

Si bien esta bueno conocer los manoseos comerciales que vivio esta cancion, me gusta la que version que conoci, la que lamentablemente o no me vendio Coca-Cola. Pero una version aun mas linda me dieron mis alumnitos el 17, que cantaron Wave your flag luego de la victoria argentina, les aseguro que a todos les pondria los pelos de punta como a mi.

Besooooo.

Pau.

Pau dijo...

che nacho nos juntamos a ver la apertura de capusotto en tu house??? me autoinvite! :D

Pau.

Paula dijo...

A ver Nacho... el mundial ya termino, por favor, una nueva historia querido...
Pau.

PD: Feliz dia, amigo!!!